El QE y “el ajo por el…”

No sé si les pasara a ustedes, pero analizando la actualidad económica y, sobre todo la política que nos rodea, me acuerdo de una frase que, mi madre, ha repetido cada vez que tenía un impulso consumista tras una primera compra: “el ajo por el conejo”.

Años más tarde, gracias a las vivencias andaluzas, esta misma frase se ha resumido en el siguiente vocablo: el “posiyaque”.

El “posiyaque”, contracción del “pues ya que esta” es el motivo que más engorda las facturas, cuando realizamos alguna obra en casa. ¿Cuántas veces hemos llamado a un fontanero por una fuga en la cisterna del inodoro y hemos acabado instalando una columna de hidromasaje termostática con aromaterapia?

Y en otro orden de cosas, ¡qué tiempos aquellos en los que te solicitabas un préstamo hipotecario y salías de la sucursal bancaria con el préstamo, los gastos de notaría y registro (impuestos incluidos), los muebles, el menaje, el nuevo coche “para rellenar el garaje”!

Ya sabrán por la prensa, desde ayer, el Banco Central Europeo,  está aplicando una nueva política denominada “QE” o “Quantitative Easing” o “Expansión Cuantitativa”, como respuesta a una posible deflación de la economía europea.

Dicho así, nos hemos quedado como estábamos, ¿no?

A ver, intentare aclarar punto por punto la frase anterior.

En primer lugar, ¿Qué es la deflación y porque es mala?

La deflación es una situación en la que se produce cuando los precios de una economía bajan, generalizadamente.

“¡No jorobes!, ¿y eso es malo?” fue lo primero que me dijeron mis hijos cuando les “amenizaba” una cena, intentándoles explicar estos temas.

Pues sí, es malo como le explicare en la siguiente secuencia:

  • Si usted tiene la impresión que los precios van a caer más, salvo que sean unos consumidores compulsivos, esperaran a que los precios bajen más, y por tanto, no compraran.
  • Si no compran, la demanda de productos o de servicios, cae y los fabricantes o vendedores, bajan más los precios en un intento de que alguien se anime.
  • Esto provoca una reducción de los márgenes o beneficios a medio plazo para las empresas.
  • Al bajar los beneficios, las empresas no pueden devolver sus créditos (¿ah, pero eso existe?) y la cuenta de los resultados de los bancos cae y, estos, dejan de dar créditos (como ahora, pero con causa).
  • Al caer los beneficios, los empresarios tienen que reducir los costes laborales, reduciendo las plantillas. Es decir, aumenta el paro.
  • Si hay paro, baja el consumo y…… volvemos a empezar.

Ósea, la deflación es una espiral, cual “día de la marmota” de difícil salida. Por este motivo, el Sr. Draghi, economista italiano, Presidente de BCE, anunció unas medidas para luchar contra la deflación.

A estas medidas se les ha llamado “Expansión Cuantitativa” o siguiendo las siglas en inglés, el QE.

Pero, ¿qué es eso de QE?

  • El Banco Central Europeo pone en funcionamiento la máquina de hacer dinero. Emite 60.000 millones de euros cada mes, de momento.
  • Desde ayer y hasta septiembre del 2016, el BCE, con ese dinero, comprará deuda pública y activos privados a los bancos de cada uno de los países. A España, le “tocan” compras por 5.300 millones de € al mes. Con ello intentan:
    • Al aumentar la demanda de estos activos, el precio aumenta y, los tipos de interés bajan. El BCE ha puesto limite a las compras, solo comprara deuda cuando los tipos estén por encima del -0,2%.
    • Más dinero en el sistema que, teóricamente, aumentará el consumo, subirán los precios y la inflación llegara al 2% (nivel óptimo para el BCE). Una de las dudas de esta actuación, como ustedes ya habrán pensado, es ¿Cómo se va a trasladar este dinero de los bancos a las empresas y particulares?.

¿Y esto va a funcionar?

Pues tengo mis dudas:

  • ¿Por qué los Bancos van a vender sus carteras de bonos, si las compraron a precios más bajos (y tipos más altos)? Y teniendo en cuenta el binomio bancario rentabilidad-riesgo, ¿Dónde van a invertir este dinero la Banca?, ¿en préstamos a empresas y particulares?
  • Muchos gobiernos europeos (Italia, Francia, Holanda…) han emitido a tipos negativos. ¡¿Cómo?!. Si, si, lo que oyen. Los gobiernos se financian sin coste financiero. O lo que es lo mismo, el que compra un bono con interés negativo, no solo no recibe ninguna rentabilidad, sino que paga por invertir. ¿Cómo hay tipos negativos en algunos bonos europeos, el BCE va a poder comprar esta deuda si ya ha limitado el tipo mínimo a        -0.2%?.

¡Si mama, si, lo del “ajo por el conejo”!

Lo que no cabe duda es que vamos a seguir hablando de QE en los próximos meses.

“Y recordar, no es nada personal, son solo negocios”

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: